dilluns, 21 de novembre de 2011

OMMAR KLEYYAM

El poeta persa Ommar Kleyyam va néixer a Naishapur, cap a l’any 1040 de l’era cristiana i va viure prop de vuitanta anys.
L'obra d’Omar Kheyyam és universalment coneguda amb el nom de Rubaiyat que és el del quartet persa per excel·lència.
Les quartetes de kheyyam van ser impreses per primera vegada a Calcuta l’any 1836. Anys després, al 1857 i al 1862, es van imprimir a Teheran. El poeta irlandès Fitzegrald les va donar a conèixer a Europa amb la traducció de cent quartetes el 1859. Van ser traduïdes per primera vegada a Barcelona per Vives Pastor qui les va publicar en català el 1907.
A la biblioteca de la Universitat de Bagdad es guarden catorze llibres manuscrits dels segles XVI, XVII i XVIII, alguns d'ells amb miniatures contenint Rubaiyat de Kheyyam


KUZA-NAMA
(LAS OLLAS Y EL OLLERO)

1
Escucha: cierta tarde, al fin del Ramadán,
pocos momentos antes que surgiera la luna
nueva, me hallaba en el taller de un alfarero
 y estaba rodeado por un pueblo de barro.

2
Y, cosa bien extraña, había algunas ollas
y unas cuantas vasijas que podían hablar.
Y uno de los cacharros exclamó de repente:
“decid, ¿ quién es la olla y quien el alfarero?”

3
Una vasija dijo de pronto: “ Me formaron
de la tierra, y ha sido inútil, pues las manos
que me han dado la forma ya no han de tardar mucho
en volver a arrojarme otra vez a la tierra.”

4
Una  tercera dijo: “ Que sepa, ningún hombre
ha destrozado nunca, por brutal que haya sido,
el vaso en que bebió con placer. ¿Por qué entonces,
el que lo ha modelado con cólera lo quiebra?

5
No hizo nadie objeciones. Tras un corto silencio
una olla deforme exclamó lamentándose:
“Se ríen de mí porque estoy torcida ¿Tengo
la culpa si tembló del ollero la mano?”

6
Otra habló de esta forma: “ se dice que es huraño
el patrón, que su rostro negro es como el infierno,
que quiere someternos a una prueba. ¿Quién sabe
si, a pesar de todo ello, es sólo un pobre diablo?”

7
Otra dijo lanzando un profundo suspiro:
“¡ Ay de mí! En el olvido secóse ya el barro.
Que me llenen, no obstante, con el añejo zumo
de la uva, y veréis que sano prontamente.”

8
Y mientras las vasijas hablaban, una de ellas
vio el anhelado filo de la creciente luna.
Y, contentas, gritaron todas: “ Hermano, hermano,
 he aquí ya por fin al faquín con su bulto!”

FIN

Kheyyam, Omar :Rubaiyat. Plaza & Janes, S.A. Barcelona 1969
Traducció: Jose Gibert / Diego Navarro 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada